La  detención  e  identificación  de  vehículos  estática  o dinámica  es  una  de las  acciones  policiales  más habituales  y  precisamente  esa  habitualidad  provoca, en el profesional de la seguridad pública, la tendencia a  realizarla  sin  tener  en  cuenta  algunos  elementos que  son  fundamentales  para  minimizar  el  riesgo  y garantizar la propia seguridad, la de los ocupantes y la de terceras personas.

La  interiorización  de  conocimientos  adecuados permite  convertir  las  acciones  en  hábitos profesionales que son la clave de la excelencia en el servicio.

La  finalidad  no  es  establecer  sistemas  o  métodos operativos  estancos,  sino  ofrecer  al  profesional, herramientas  de  trabajo  para  que  desde  su  propia reflexión y considerando los recursos que están a su disposición realice la acción de forma segura, eficaz y eficiente.

La capacidad crítica del profesional de la seguridad y la  diversidad  policial  determina  que  se  tenga  más consideración  al  “porque”  que  al  “como”  se  realiza una acción policial.

 


Horas del Curso: 30