El fuego es uno de los siniestros más frecuentes que un investigador puede encontrar.

En la mayoría de los casos tiene origen natural o accidental, en cambio en otros es utilizado para encubrir fraudes a aseguradoras, crímenes o incluso utilizado como medio de venganza. Por tanto es necesario que existan investigadores capacitados para descubrir su etiología y realizar informes concluyentes.

Este curso constituye una introducción a la investigación forense de incendios.


Horas del Curso: 300