Una de las actividades propias de la función policial es la represión del Tráfico Ilícito de Estupefacientes, ya sea a gran escala (Grupos de Investigación de Policía Judicial) o pequeño tráfico (Grupos de Seguridad Ciudadana). Para ello se hace necesario un conocimiento de los diversos tipos de estupefacientes que se pueden encontrar en el mercado ilícito para poderlos reconocer cuando el agente de policía, generalmente el “patrullero”, se encuentra ante ellos. También se debe saber actuar en los distintos casos y con un conocimiento verdadero de las leyes que rigen esta tipología delictiva para no caer en un ilícito penal que malogre un buen servicio en favor de los individuos que se dedican a esta actividad que mueve cantidades ingentes de dinero negro.

 Sin embargo, los planes de formación dedicados al área de estupefacientes, son en ocasiones, (no siempre), insuficientes, por lo que se hace necesario un mayor conocimiento de los distintos tipos de sustancias y la forma de actuar ante

Horas del Curso: 30